Las actuaciones del alcalde de Villena paralizan la apertura de un tercer vaso en el vertedero de VAERSA

El pasado lunes, el alcalde de Villena comunicó su rechazo a construir un tercer vaso en las instalaciones de VAERSA durante una reunión mantenida a través de videoconferencia con su director general. En el encuentro también participaron el edil de Medio Ambiente y dos técnicas, una del Ayuntamiento y otra de la empresa pública de residuos.
Cabe recordar que la solicitud oficial de licencia para la apertura del tercer vaso se efectuó el 5 de noviembre de 2018, sin que hasta el momento se hubiera resuelto por parte del Ayuntamiento de Villena. La petición contaba con el visto bueno de los técnicos municipales, que la habían valorado positivamente en los informes redactados a lo largo de la pasada legislatura, con fecha 5 de marzo de 2019.
El martes, Fulgencio Cerdán y Francisco Iniesta mantuvieron una segunda reunión con el arquitecto municipal y la técnica de Medio Ambiente en la que se estudió el procedimiento administrativo a seguir para oponerse a la decisión de VAERSA. La medida más rápida consistía en un desistimiento por parte de la empresa pública a la constricción del vaso, que ya había planteado el responsable de Medio Ambiente como una opción razonable.
El mismo martes 28 de abril, la Dirección General de VAERSA emitió una notificación al Ayuntamiento de Villena desistiendo del procedimiento de Licencia Urbanística de Obra Mayor para la construcción de la tercera celda del vertedero situado en nuestro término municipal.
La construcción de la planta y del vertedero, incluyendo la ampliación futura mediante un tercer vaso, fue adjudicada por el Partido Popular en el año 2000. El actual equipo de gobierno ha intentado desde el primer momento paralizar la licencia otorgada en su día por los populares. El tiempo ha demostrado que aquella decisión fue un error. Algo que el PP nunca ha sido capaz de reconocer y asumir, por mucho que intente esta semana otorgarse un mérito que no le corresponde, poniéndose una medalla injusta que contradice su propio comunicado del día 1 de abril. La hemeroteca, una vez más, le delata y su actitud buscando el rédito partidista, también.
En un ejercicio de incoherencia y malabarismo político, el PP cuestiona la decisión que los responsables del mismo partido tomaron hace dos décadas, alegrándose ahora del desestimiento de VAERSA. Sin embargo, Fulgencio Cerdán, en los últimos cinco años ha mantenido siempre la misma postura, tanto en la oposición como en el gobierno. Las palabras lo avalan y los hechos lo demuestran.
Al inicio de la legislatura, lo primero que se hizo fue mantener reuniones con los directores generales de Cambio Climático y VAERSA para manifestar la necesidad de cerrar el expediente y dejarlo sin efecto.
La Dirección General de Cambio Climático propuso abrir el tercer vaso únicamente para inertes, coincidiendo con la DANA que afectó hace unos meses a la Vega Baja. La finalidad, por tanto, era solidaria y coyuntural para depositar carrizo y muebles dañados. El equipo de gobierno valoró la situación junto con la oposición y la plataforma ciudadana que lucha contra los malos olores, llegándose al acuerdo de que VAERSA concretara el proyecto, extremo que nunca se produjo.
En estos momentos la comisión técnica del Consorcio de Residuos de nuestra zona está trabajando para determinar cuál va a ser la ubicación del nuevo vertedero de nuestra área de influencia. Mientras se encuentra una solución definitiva, VAERSA ha abordado una solución transitoria. En la actualidad se están depositando los residuos en un vertedero situado fuera de nuestra ciudad conforme a una concesión que se resolvió el año pasado.
Por otra parte, VAERSA solicitó el día 10 de marzo al Consorcio de Residuos, presidido por el alcalde de Villena, una respuesta para dar una solución transitoria al vertedero del Plan Zonal. Uno de los argumentos en los que se basaba era que había pedido licencia de obras al Ayuntamiento de Villena para construir la celda 3 y aún no tenía resolución.
El Consorcio de Residuos, a su vez, instó el día 6 de este mes al Ayuntamiento de Villena a que se manifestara sobre la solicitud de licencia de noviembre de 2018. En ningún momento se ha pedido una nueva licencia, como afirma el Partido Popular falseando la realidad.
Finalmente, con el rechazo del Ayuntamiento de Villena y el desestimiento de VAERSA acaecidos esta semana, se consigue cerrar el expediente de licencia de 2018 de manera definitiva. Nos encontramos, así pues, ante una buena noticia para muestro municipio que certifica el cumplimiento de uno de los objetivos marcados por el actual equipo de gobierno al inicio de la legislatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies